Transformar la Institucionalidad

Las instituciones son indispensables para proteger a las poblaciones más vulnerables, son vitales para la movilidad social, el bienestar de todas las personas y el funcionamiento de nuestra democracia. Por ello, siempre en defensa del Estado Social de Derecho, es necesario plantearnos constantemente cómo se puede mejorar la forma en la que operan, cómo es posible acercarlas más a la ciudadanía, cómo deben ser más transparentes.

Para transformar la institucionalidad proponemos una discusión sobre ordenamiento territorial descentralizada que permita mayor cercanía a la ciudadanía, estrategias para garantizar la transparencia de las instituciones en la lucha contra la corrupción y velar por el cumplimiento eficiente y eficaz de su función en protección de la justicia social. 

Integrar y ordenar la institucionalidad vinculada a la atención de la población en condición de pobreza y vulnerabilidad social

Impulsar la discusión de un reordenamiento territorial nacional basado en la descentralización.

Ordenar las políticas digitales del estado en búsqueda de estándares comunes, factorización e interoperabilidad, con beneficios en ahorros de costos.

Reformar el sistema de elección de magistraturas, haciendo pública la votación de las diputaciones.

Promover la pronta aprobación de los expedientes legislativos de Reformas a la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito.

Impulsar la implementación de la Estrategia Nacional de Integridad y Prevención de la Corrupción, desde sus 5 ejes: gobernanza, gestión del talento humano, participación y control ciudadano, riesgos público-privados y acceso a la información.