Abrir nuevos mercados y crear condiciones para la innovación

La cuarta revolución industrial nos ha traído nuevos retos y oportunidades. La tecnología debe ser aprovechada al máximo para crear oportunidades económicas y aumentar el bienestar de las personas. Para esto proponemos una serie de medidas que buscan aumentar la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D), promover la innovación mediante la protección de propiedad intelectual, fomentar el uso de tecnología financiera o fin-tech, regular plataformas de economía colaborativa como las de prestación de servicios de transporte y facilitar el comercio en línea. 

Propiciar un diálogo sobre la prestación de los servicios de transporte de pasajeros, con miras a generar regulaciones que protejan los derechos laborales de las personas choferes y mejoren el servicio para  pasajeros y pasajeras.

Eximir de impuestos de importación los insumos tecnológicos requeridos para que las MIPYMES puedan conectarse al comercio electrónico. 

Fortalecer el acceso a mercados regionales impulsando la incorporación de cláusulas de e-commerce en los acuerdos de integración regional.

Crear legislación que regule y estimule los negocios tipo marketplace, donde el negocio es un intermediario de compra y venta de bienes.

Facilitar el uso de servicios financieros para el comercio en línea, incentivando que los bancos provean las herramientas tecnológicas para la integración con terceros.

Promover clusters de servicios digitales de innovación, creando estímulos fiscales y acceso a créditos blandos con el sistema nacional de banca.

Fortalecer la inversión en investigación y desarrollo (I+D) y centralizar la estrategia de inversión

Crear la Ventanilla Única de Propiedad Intelectual para acelerar la generación de Propiedad Intelectual