Movilidad sostenible e inclusiva

La Movilidad sostenible e inclusiva está orientada hacia la consolidación de nuestras áreas pobladas y la mejora de la calidad de vida en nuestras comunidades; a través de sistemas integrados de transporte e infraestructura pública que permitan acceso rápido y cercano a todas las necesidades que tenemos como ciudadanía, densificación de las áreas aptas para reducir la presión de crecimiento urbano en las zonas de contención, promoción de la economía local y fomento a la participación ciudadana en la construcción de estas soluciones.

La mejora de los sistemas públicos de movilidad de personas y mercancías están directamente relacionados a la competitividad y las oportunidades económicas de la ciudadanía, así como su calidad de vida, por lo que es de interés nacional establecer modelos de concesión y operación de transporte público que sean justos, transparentes y eficientes para todas las partes involucradas (personas usuarias, concesionarias y empleadas). Para ello proponemos: 

Transformar nuestro fragmentado sistema de movilidad con la unificación en un solo proyecto de ley que recoja las distintas regulaciones relacionadas (legislación sobre transporte por autobús, transporte ferroviario, modelos tarifarios de ARESEP para transporte, movilidad peatonal, códigos municipales sobre paradas de transporte público, etc.) con el objetivo de reordenar eficientemente la movilidad en el ámbito urbano de manera accesible, segura y ambientalmente sustentable, uniendo los esfuerzos de distintas instituciones.

Garantizar la disponibilidad de un amplio abanico de opciones de movilidad (tren rápido de pasajeros, autobuses de tránsito rápido, ciclovías, etc.) promoviendo una diversificación de la inversión en infraestructura que integre los esfuerzos en sectorización y pago electrónico con un sistema transmodal de transporte público que utilice el potencial nacional en energías renovables.

Impulsar la implementación de un modelo de Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) que vincule y organice el actual transporte concesionado bajo reglas de operación claras y con altos estándares en calidad de servicio y en condiciones laborales. Además, promovemos que este sistema sea responsabilidad de una sola institución y bajo un solo esquema tarifario moderno, con el fin de disminuir costos asociados a la operación y aumentar la eficiencia en la movilidad.

Crear legislación orientada al ordenamiento territorial de las ciudades para fomentar la densificación poblacional en zonas urbanas consolidadas, el robustecimiento de infraestructura de zonas en desarrollo y la contención urbana en los anillos perimetrales, de manera que se pueda concentrar y efectivizar la prestación de servicios públicos (salud, educación, redes de cuido, agua, electricidad, internet, transporte, etc.) y el acceso a comercio y servicios de alta calidad.

Incorporar en la planificacion e intervencion de ciudades los enfoques de pirámide de la movilidad (priorización escalonada desde la persona peatona, pasando por las ciclistas, usuarias de transporte público y distribucion de mercancias, hasta llegar al vehículo particular) y de la ciudad 8-80 (diseño inclusivo para todos los grupos etarios), con la finalidad de promover infraestructura, espacios y servicios adecuados para toda la ciudadanía.

Promover una visión de ciudad policéntrica, donde cada barrio o localidad pueda proveer a su ciudadanía con la mayor cantidad de actividades comerciales, laborales, institucionales y de ocio posibles, a través de un tejido urbano con infraestructura cercana y amigable, preferiblemente en un radio menor a 15 minutos de distancia.