Herramientas de Justicia Ambiental

Los conflictos ecológicos tienen un impacto socioambiental, porque afectan tanto a los ecosistemas como a las comunidades de manera diferenciada; requieren de soluciones prontas. Para ello proponemos ratificar el Acuerdo de Escazú como herramienta marco y también crear mecanismos para operacionalizar su contenido y así garantizar un acceso real, efectivo y expedito a la justicia, con una jurisdicción especializada, la ampliación a los mecanismos de participación comunitaria, la protección a las personas defensoras del ambiente y los derechos humanos, y la promoción del acceso a educación ecológica desde una perspectiva multicultural y local.

Apoyar la pronta ratificación del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe.

Reformar el Artículo 50 de la Constitución Política para el reconocimiento de la sustentabilidad ambiental, el derecho a un clima estable, el derecho a la salud física y mental, el derecho a un mínimo vital existencial en materia de seguridad hídrica, energética y alimentaria, así como los derechos de la naturaleza.

Generar mecanismos de participación comunitaria que identifiquen la problemática ambiental actual en materia de gestión integral de recurso hídrico y que contribuya a la toma conjunta de decisiones y a la implementación de acciones.

Impulsar la coordinación interinstitucional y desarrollo de alianzas estratégicas para la generación e implementación de propuestas integrales dirigidas a la conservación de ecosistemas y el uso sustentable de los recursos naturales tomando las cuencas hidrográficas como la unidad base para la planificación de estas estrategias. 

Revisar y reestructurar el marco normativo y operativo de las instituciones rectoras encargadas de velar por el manejo y la gestión integral del recurso hídrico.   

Crear la Ley de la Jurisdicción Socioambiental para contar con una jurisdicción especializada en conflictos socioambientales de naturaleza ecológica distributiva que sea célere, accesible, y sensible a las desigualdades generadas o profundizadas a poblaciones históricamente excluidas, por el impacto de la crisis climática, con mecanismos de protección y defensa de las personas defensoras de derechos humanos.

Impulsar mecanismos de alfabetización y educación ecológica a la niñez y la adolescencia desde la interseccionalidad, con perspectiva local y multicultural.