Fortalecer la gobernanza urbana

Según el Laboratorio para la Ciudad, la gobernanza urbana es la articulación entre instituciones, organizaciones, comunidades y personas para la gestión, desarrollo, diseño y planificación de la ciudad. Implica una visión donde el Estado va mucho más allá de solamente proveer servicios, para convertirse en un actor que proactivamente genera valor público y contribuye al buen funcionamiento de la ciudad. 

Costa Rica tiene grandes deudas en este tema, fruto de la poca coordinación entre municipios, la ausencia de planes reguladores y la desconexión de los diferentes niveles desde lo barrial hasta lo nacional. Impulsaremos que el Estado se transforme en ese gestor proactivo que tanto necesitan nuestras ciudades, de la mano con la participación comunitaria para la creación de bienestar.

Todas las consideraciones hechas sobre ciudades y movilidad en el presente plan legislativo son desde una visión que sobrepasa el ‘vallecentrismo’ característico de la política tradicional y apunta a soluciones que mejoren la calidad de vida de las ciudades intermedias tanto dentro como fuera de la GAM.

Incorporar la planificación de ciudades a largo plazo, pensar las dinámicas demográficas, económicas y sociales -con diferente niveles de granularidad- en las próximas décadas, para que las ciudades intermedias puedan responder a las dinámicas urbano-rurales previsibles.

Mejorar el trabajo intermunicipal a través de la revisión de mecanismos de coordinación en las instituciones encargadas y el establecimiento de nuevos programas regionales con una visión desde los territorios y las poblaciones.

Acelerar el desarrollo y conclusión de planes reguladores municipales y otras herramientas regionales para el diseño de políticas urgentes como parámetros de crecimiento urbano, fomento comercial y laboral, viabilidad ambiental de actividades, entre otras.

Creación de programas orientados a generar o potenciar un sentido de pertenencia en los barrios y comunidades, donde los proyectos comunales sean desarrollados como creación colectiva por medio de foros o talleres, y las instituciones tengan un verdadero acercamiento con la ciudadanía.

Consolidar y fomentar figuras como comités barriales, articulados a través de las sindicaturas municipales, para que promuevan iniciativas ciudadanas en las comunidades.

Promover concursos de diseño para edificios públicos que tengan como requisito el estudio y mejora del entorno inmediato de las comunidades donde se ubican, e implementación de medidas de sostenibilidad fiscalizadas por los avales de construcción de Edificaciones Nacionales del MOPT.

Tutelaje e incentivos municipales, a través de los permisos de construcción, para el fomento de prácticas de sostenibilidad en el diseño y construcción de edificios, conservación del patrimonio construido, generación de mejoras en el espacio público, entre otros.

Promover y apoyar legislación en pro de la seguridad del recurso hídrico en acueductos y redes de abastecimiento municipal y su justa distribución, legislación para la promoción y fácil acceso a la utilización de paneles solares (en hogares, instituciones y comercios).

Promover y apoyar iniciativas a nivel municipal sobre reciclaje y manejos de residuos sólidos, reformas para evitar plásticos de un solo uso, fomento de MIPYMES para aprovechamiento de desechos revalorizables, mejorar el acompañamiento municipal hacia la ciudadanía en programas de reciclaje y desechos compostables.