Derechos laborales

Las buenas condiciones laborales tienen efectos positivos en la economía. Lo primero es que el bienestar de los y las trabajadoras es superior cuando sus condiciones laborales son buenas, y lo segundo es que ese aumento en el bienestar se refleja también en una mayor productividad de las personas trabajadoras que beneficia directamente a las empresas y a la economía. Por eso proponemos una reducción en las horas laborales y aumentar el número de días de vacaciones para que las y los trabajadores tengan mayor tiempo para realizar actividades de su gusto; además las personas trabajadoras descansadas, colaboran con mayor energía y concentración. También proponemos la creación de una licencia de paternidad porque los padres también tienen derecho a disfrutar de los primeros meses de vida de sus hijos e hijas; adicionalmente, es necesario que ese cuido no recaiga solamente en las madres y que sus oportunidades laborales no se vean afectadas.

Impulsar legislación que fortalezca la inspección laboral, de forma que se garanticen los derechos de las personas trabajadoras, principalmente el cumplimiento del salario mínimo así como las condiciones laborales de las trabajadoras domésticas.

Impulsar la reducción de la jornada laboral de tiempo completo de 48 horas semanales a 40 horas o menos, para equiparar el país al promedio de otros de similar desarrollo humano en un plazo de cinco años.

Promover el aumento paulatino en el número mínimo de días de vacaciones que la ley otorga, para equiparar el país al promedio de otros de similar desarrollo humano en un plazo de cinco años.

Impulsar una reforma que distribuya los costos de licencias de maternidad en todas las planillas, en lugar de que recaiga únicamente sobre las empresas con empleadas embarazadas. Ampliación a seis meses de licencia por maternidad y licencias de paternidad de mínimo dos meses y máximo seis.