Conservación, Regeneración y Derechos de la Naturaleza

Debemos respetar los límites de la naturaleza. Los efectos de su explotación desmedida son claros, una emergencia climática, la extinción masiva de biodiversidad y el daño permanente a los ecosistemas. Ello implica reconocer que la conservación y regeneración de la naturaleza son esenciales para la resiliencia de los ecosistemas. Proponemos ampliar la protección legal al reino Fungi, promover estrategias de conservación diferenciadas que permitan extenderse al mar, los humedales y también espacios urbanos, y limitar actividades altamente nocivas por su impacto socio ambiental incentivando de forma simultánea oportunidades en otros campos e integrar herramientas para garantizar el bienestar animal y la protección a especies de vida silvestre. 

Las actividades productivas deben

Incentivar las estrategias de conservación y regeneración de la naturaleza, así como ampliar dichos modelos a los océanos buscando alternativas para el financiamiento de su protección vía sistemas de información geográfica. 

Impulsar el proyecto que busca reconocer al tiburón martillo como especie en peligro de extinción para su salida de la lista de especies comerciales en el país.

Promover el fortalecimiento de la Comisión Nacional de Recursos Fitogenéticos (CONAREFI) y crear la Ley de Conservación de Recursos Fitogenéticos y Seguridad Alimentaria para destinar a la investigación en las técnicas para la conservación de estos.

Impulsar una moratoria a la expansión piñera en Costa Rica.

Vincular la reducción de riesgos basada en los ecosistemas con las comunidades y la sustentabilidad, creando incentivos sociales y económicos destinados a opciones de gestión de los ecosistemas.

Involucrar a las partes interesadas locales en la toma de decisiones, en relación con prevención de los riesgos, a través de la gestión sustentable de los ecosistemas.

Aprovechar el potencial de los ecosistemas, fortaleciendo su caracterización, mapeo y delimitación.

Promover la protección y la recuperación prioritaria de ecosistemas fundamentales como los humedales y manglares donde la restauración de estos es una medida de bajo coste y altos beneficios. Esta medida promueve la reducción a la exposición física a eventos naturales extremos al servir como barreras protectoras naturales que mitigan el impacto de este tipo de amenazas.

Impulsar mejoras para los sistemas de parques nacionales, áreas protegidas y áreas de conservación mejorando la capacidad de financiamiento.

Mejorar los mecanismos de control y protección del ambiente, procurando la eficiencia de las instituciones públicas y el trabajo interinstitucional organizado.

Incentivar la creación de leyes, planes nacionales y políticas públicas multisectoriales e interinstitucionales en la protección del ambiente, la conservación y reintegración de la naturaleza a la cotidianidad.

Promulgar leyes con carácter científico, técnico y especializado para la protección, conservación ambiental y de especies en peligro o fundamentales para la vida de los ecosistemas, teniendo como eje central los derechos de la naturaleza.

Habilitar un Sistema Nacional de Bienestar Animal que confiera a las Municipalidades la obligación, en una primera etapa, en el plano local y municipal, de contar con estructuras que permitan el acceso a atención veterinaria básica a especies domésticas.